Prostituirse prostitutas cubanas

prostituirse prostitutas cubanas

Como si quisiera corregir mi pecado. Pero luego con los dólares que me dejó encima de una mesa de la habitación, a mi familia pude comprarle carne de res, pollo, pescado, queso y jamón. Una ramera sueca cobra el sexo por hora. Un segmento amplio de prostitutas cubanas tienen dos metas: Se les conoce con el término de jinetera.

Es ahora mismo una auténtica cultura nacional. Jinetear es sinónimo de oportunismo y pillaje. O a un amigo para que pague media docena de cerveza clara. Las jineteras en Cuba ya son tantas que asustan. Solo dos años de servicio social en un bufete destartalado en la Habana del Este. Una amiga de la Universidad fue la que me propuso salir a putear con ella.

Pero la belleza física tiene un plazo de caducidad. Calculé que un italiano apuesto y con cultura, podría ser el candidato. Pero el tipo me timó. Me creó un mundo perfecto. Una tarde de salí rumbo a Roma. La primera decepción de Yamilé fue que su pareja vivía a mil millas de Roma.

Ni siquiera tuvo tiempo para pasear por la ciudad vieja, romancear en una tracttoria o visitar la Capilla Sixtina. Era un vulgar proxeneta. Fuimos a parar a una villa de un pueblo italiano perdido. Casi todas las noches me llevaba toda clase de clientes. Eso sí, con buena pinta. Hice orgías con prostitutas de otras nacionalidades. Sabía hasta dónde podían llegar las personas que se dedican al negocio de la prostitución.

Me tomé las cosas con calma. Él me amenazaba con matarme si llamaba a la policía o le contaba las cosas. Siempre te enganchan con el mismo cuento: Idalia es una joven rubia, de ojos claros y un cuerpo escultural.

Esta habanera creció en Marianao, en un hogar carente de la figura de un padre y al lado de una madre que le inculcó buenos principios, aunque la mujer, que trabajaba en un hotel, también en Playa, tuvo una infinidad de hombres que solo sirvieron para robarle la juventud. No obstante, la joven nunca olvida las palabras de su madre: Idalia es una prueba fehaciente de esta tesis. Todas las noches dirige sus pasos cortos hacia el parque ubicado a dos cuadras de casa, en el reparto La Sierra.

Su lista de contactos parece interminable. Solo ellos lo saben. Pero el costo es un tema que no le causa mayores problemas a la protagonista de este relato. El dinero para pagar el servicio no sale de su bolsillo. Nunca ha trabajado, y si lo hiciera, a lo sumo podría devengar alrededor de 20 CUC al mes, que le alcanzarían para conectarse 13 veces a la red durante ese mismo lapso, en razón a que cada tarjeta de ETECSA, por una hora de internet, tiene un valor de 1.

El Hotel Nacional le pareció maravilloso. El segundo, Roberto, le dijo que era colombiano, de una región muy cercana a la frontera con Venezuela, en donde la gasolina tiene un valor menor al del agua envasada. Idalia asegura que no le creyó nada. Al hablar del tercero, la joven parece tragarse una papa gigante. Describe al mexicano como un hombre pequeño, robusto, de pelo lacio, que viste camisas a rayas, jeanes y unas botas de vaquero.

Su nombre no lo quiso revelar. La segunda noche con él, escuchó una conversación telefónica.

La cubana agradece el gesto con un corazoncito que palpita en la pantalla de su celular. A pesar de que la conexión es lenta, por momentos, la joven tiene la posibilidad de enviar fotos y videos que con suma frecuencia le solicitan. No le avergüenza decir que prefiere esa vida y no irse a las calles, en Miramar o en el Vedado, para ganarse el sustento diario ofreciendo su cuerpo. De cualquier manera, Idalia es consciente de una realidad. Supervivientes del accidente aéreo en Cuba siguen en estado crítico extremo.

Aparecen en esta nota: Estos son los beneficios que pueden recibir los colombianos por votar este domingo. Béisbol Gleyber Torres llegó a cuatro partidos consecutivos con vuelacercas. Temporada de Huracanes Rick Scott declara estado de emergencia por Alberto. Elecciones en Colombia Estos son los beneficios que pueden recibir los colombianos por votar este domingo. Clima Guardia Costera pide precaución a los que salgan al mar en el "Memorial Day".

Y claro que son de las mas preparadas del mundo, cuando antes de salir a luchar el varo, dejan tras su puerta colgada una bata blanca de Doctora, una toga de abogada o la indumentaria de una ingeniera que dirige una importante construccion Compatriota,aunque no lo creo. Eres un puto del teclado? Al leer a quienes escriben contra ellla. Buen trabajo, como todo lo que escribes,querida yoani Si, tristeza por esa cuba que se ha despedazado y que a veces, pierdo las esperanzas de que se pueda reconstruir una sociedad civil plena.

Gracias por escribir y publicar la Cuba que se esconde a los ojos de muchos en este planeta, pero que cada vez y tu has contribuido mucho a eso, se va develando la realidad. Juan, que periodico estas leyendo? Estas mirando con el catalejo al reves, pues ves bien de lejos pero no te ves la punta de los pies como dice la cancion de Buena Fe. Estas insinuando que en Cuba no hay malnutricion?

Que la gente no muere de hambre? El costo de producir los medicos que produce es pirrico con la ganancia que produce tenerlos y los mal forman pero ellos lo que desean es emigrar o irse de mision. No sabes la cantidad de gente que delinque en Cuba porque no visitas y Aldabo y porque no se publica.

Creo que deberias informarte un poco mas antes de hablar aunque hay otra opcion: Opinión Cartas a 14ymedio. Ayuda a potenciar el trabajo y la independencia de este diario digital.

Jineteras acompañan a turistas en una playa cubana. Observatorio Cubano Derechos Humanos. Temas Prostitución , Cuba ,. Los conocidos pingueros no resultaban tan mortificados por la policía en un país donde la tradición machista no estigmatiza igual a la mercancía que viene empaquetada en cuerpo de mancebo Floreció también la prostitución masculina. Escribe tu comentario usuario [desconectar].

Por algo tienen Internet. Entre sus anécdotas, la joven cuenta una en la que estuvo a punto de ser agredida con un arma blanca. No tengo que seguir obligado, si ya te pagué, no tengo que estar siguiendo. Esta joven afirma que la policía entra en el trueque de sexo a cambio de no detener a las prostitutas. Cada vez que entra un barco ahí, a La Alameda —en Santiago de Cuba— los chinos te pagan 70 u 80 pesos en dólares.

Luis Felipe Rojas Rosabal, Narrador, poeta y realizador audiovisual. Conduce el programa Contacto Cuba , de Radio Martí. Es autor del blog Cruzar las alambradas. Arte y Cultura Entretenimiento.

Prostituirse prostitutas cubanas -

Una de las compañías de llamadas y mensajería entre Cuba y Estados Unidos tiene una promoción para recargar una línea telefónica con 21 dólares americanos y el beneficiario recibe en la isla 50 CUC en servicios. Aparecen en esta nota: El accidente de avión que cambió el rostro de Holguín. ProstituciónCuba. El accidente prostituirse prostitutas cubanas de Cuba 'era algo anunciado'. Ese niño se mantiene a base de 'esto', a ese niño no le falta nada…", señala sin rubor la joven de 25 años de edad. Detenciones, condenas a prisión y deportaciones forzadas hacia su provincia de origen fueron algunos de los rigores que debieron sortear estas trabajadoras del sexo.

Prostituirse prostitutas cubanas -

Supervivientes del accidente aéreo en Cuba siguen en estado crítico extremo. Un segmento amplio de prostitutas cubanas tienen dos metas: prostituirse prostitutas cubanas Es ahora mismo una auténtica cultura nacional. Pero la belleza física tiene un plazo de caducidad. Arte y Cultura Entretenimiento. Es el unico tipo de mujer que su periodo menstrual le dura desde que conoce al turista hasta el dia del vuelo de regreso. Tenían que transformarse en milicianas, en trabajadoras destacadas e intachables madres del hombre nuevo.

0 thoughts on “Prostituirse prostitutas cubanas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *